dom. Ago 1st, 2021

Entrevistamos a Marcus Smith, director creativo del próximo gran estreno de Insomniac Games en exclusiva para PS5. Un verdadero salto tecnológico

Hablar de Ratchet & Clank en 2021 es hacerlo de un icono del universo PlayStation. No fuimos pocos los que estrenamos nuestra PS2 a comienzos de los años 2000 con ese aparente único superviviente de la raza Lombax criado en un taller del planeta Veldin. Ese rico universo, repleto de biomas y con un lenguaje muy propio del videojuego, hizo mella en millones de jugadores. Tras multitud de entregas y una evolución constante, siempre lejos de los focos, Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte da un golpe sobre la mesa y se establece como uno de los motivos de compra de la nueva consola de Sony.

Porque hay obras cuya ambición tecnológica hubiese sido impensable en PS4. Por suerte, la que hoy nos concierne no presume solo de músculo técnico, sino también de ser un firme candidato a aventura del año en el sector del ocio electrónico. MarcusSmith, director creativo del título, es entrevistado por EL PAÍS para conocer los entresijos de un proyecto nacido en 2018 con apenas una decena de personas. La envergadura alcanzó tal cariz que ahora hablamos de un título compuesto por un centenar de miembros. Un antes y un después para un príncipe dispuesto a convertirse en rey.

Las pantallas de carga no entran en el vocabulario de las memorias SSD. No, al menos, en el planteamiento de diseño de Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte, cuya apuesta gira en torno a convertir aquello que antes se interrumpía por largas pausas en negro por esperas de décimas de segundo. Ambición. Una iniciada un lustro atrás con un reinicio espiritual muy celebrado entre el gran público; pero cuando hace ahora tres años el estudio afincado en Burbank, California, ultimaba los detalles del que sería un éxito multitudinario, Marvel’s Spider-Man (2018), una porción de trabajadores recuperaba una de sus propiedades intelectuales emblema, la de la intrépida pareja. Se dieron cuenta de que no era suficiente, que el reboot Ratchet & Clank (2016) era, en realidad, una prueba para aquello que tenían en su cabeza.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *